Os recordamos que el alga cochayuyo se comercializa en nuestro país, desde octubre de 2011, únicamente como fertilizante de jardinería doméstica.

ACTUALIZACIÓN – JUNIO 2015

Os comunicamos que estamos modificando la web después de haber recibido un requerimiento de Sanidad Exterior para que, de inmediato, retiráramos la siguiente información:

  1. Los dos documentos oficiales, instrucciones internas de ese Departamento Ministerial, que teníamos “colgados” en nuestra página. En el primero se indicaba que el alga cochayuyo era comestible y se podía importar en nuestro país y en el segundo que mientras AESAN no resolviera la evaluación respecto a este producto en relación al reglamento sobre nuevos alimentos 258/97 no se autorizaba la importación de esta alga.

El motivo de haber incluido en octubre de 2011 esta documentación, tal como hemos explicado en nuestra respuesta al requerimiento de Sanidad Exterior, era básicamente para tranquilizar a aquellas personas que habiendo consumido el alga no pensaran que el hecho de no seguir comercializándola como alimento era debido a que se tratara de un alga no apta para el consumo humano, sino que tal como dicho Departamento Ministerial presuntamente reconocía a través de esos documentos se trataba de una alga comestible pero sujeta a su legalización en aplicación del reglamento 258/97.

  1. Las recetas incluidas en el apartado del cochayuyo en la cocina.

Aunque estas recetas iban precedidas de un claro aviso en el que se explicaba que esta alga, en España, solo se podía comercializar, por motivos legales, como fertilizante para utilizar en jardinería doméstica y explicábamos que manteníamos la información para aquellos habitantes de otros países que no estuvieran sujetos a nuestra legislación y les pudiera ser de utilidad.

 

  1. El listado de tiendas donde se podían comprar que también iba precedido del mismo aviso que en el apartado de las recetas.

 

En el requerimiento que nos han enviado consideran que, aunque sea indirectamente, con esta información se esta incitando al consumo de este producto y que estas actuaciones constituyen un incumplimiento de la normativa sanitaria, especialmente  de los dispuesto en el reglamento 258/97,  y que pueden suponer un riesgo para la salud pública.

Este último punto “pueden suponer un riesgo para la salud pública” es el que nos produce más extrañeza viniendo de un Ministerio que presuntamente ha admitido que se trata de una alga comestible y de que, después de examinar el expediente administrativo del que somos parte, deducimos que lo que impide su importación y por tanto su comercialización como alimento no es la discusión de si es un alimento o no, sino el hecho de que no siendo un producto originario de la UE y no habiendo podido demostrar consumo “significativo” anterior a la entrada en vigor del reglamento de nuevos alimentos (258/79), este reglamento le es de aplicación y, por un azar del calendario (si se hubiera importado y comercializado antes de esa fecha no existiría ningún problema, como ocurre con las otras algas),  no se puede comercializar como tal.  Este hecho, a nuestro entender, no lo convierte en un riesgo para la salud. Además su consumo anterior a 1997 en algún país de la UE como Suecia si se documentó pero la subjetividad del término “significativo” no permitió que fuera validado.

Por cierto, según nos informan desde Chile, en Suecia, un país perteneciente a la UE,  el alga cochayuyo se puede seguir comercializando  y consumiendo como alimento sin problemas y por tanto en ese país no es considerado un riesgo para la salud.

El mismo Diccionario de la Real Academia Española, al menos hasta su edición nº 22, define el cochayuyo como “Alga marina comestible cuyo talo, en forma de cinta, puede alcanzar más de tres metros de longitud y dos decímetros de anchura”.

De todas maneras,  a pesar de no entender los motivos, y para evitar que se inicie un procedimiento sancionador, como nos advierten en su requerimiento, hemos procedido a seguir sus indicaciones retirando la información mencionada.

Si alguien de cualquier otro país visita nuestra página y está interesado en tener más información sobre esta alga puede encontrar mucha en Internet y también pueden visitar alguna web de Chile (país de donde es originaria y donde se consume desde hace siglos).